Archive

Archive for the ‘poetry’ Category

Defender la Alegría

May 28th, 2009 2 comments
Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias
defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
         y también de la alegría

Mario Benedetti.
Gràcies Pare.

Categories: poetry Tags:

La Ilusión de un Capullo (Segunda Parte)

October 23rd, 2008 No comments

Aquí la segunda parte de esta gran poesía.

La Ilusión de un Capullo (Segunda Parte)

Eres un capullo exigente
que no te quieres adaptar
sabiendo que hay mucha gente
que lo están pasando mal.

Si algún día yo pudiera
ser un capullo ilusionado
la gente quizás comprendiera
el porqué de estar enojado.

Si de lo más profundo del abismo
pudiera subir al campanario
se acabaría este pesimismo
y también este calvario.

Llego a tener más días de veda
que los cazadores de mi ciudad
cuando encuentro la vereda
ya no sé ni caminar.

Así van pasando los días
y así van pasando los años
y con esta monotonía
terminaré volviéndome huraño.

Siempre se suele decir:
ya vendrán tiempos mejores.
Espero poder resurgir
cuando llegue el mes de las flores.

El mes de las flores llegó
y con él la eflorescencia
y el capullo no floreció
y sigue con su impotencia.

Yo no quisiera pensar
que mi caso pueda ser eterno.
Si eso llegara a pasar
sería entrar en el infierno.

Estar de capa caída,
aunque sea una semana,
no será la misma movida
que estar todas las mañanas.

Mi caso es similar
a esta historia resumida.
No se puede nunca olvidar
la añoranza de las movida.

Porque aquella vida risueña
al levantarte por la mañana,
hay mucha gente que sueña
quedándose con las ganas.

No nos llamemos a engaños,
la propia naturaleza es así.
Con el pasar de los años
te falla hasta el bisturí.

Categories: ollas, poetry Tags:

La Vejez de un Capullo

October 10th, 2008 No comments

El siguiente poema lo ha escrito una de las personas más importantes de mi vida, una de las que más quiero y una de las inspiraciones más grandes que existen para mí.

La Vejez de un Capullo

Cuando te miro y te veo tan triste
puede ser porque vas para abajo enristre.

Cuando te veo apenado
será por lo mucho que te has bajado.

Entonces ya no me río
porque te veo en lo más profundo del río.

Ni siquiera estoy risueño
pensando en tu profundidad.
Hasta estoy perdiendo el sueño,
yo no sé por qué será.

Cuando te veo tan hondo
habiendo sido tan cachondo.

Esto no lo concibo
habiendo sido tan activo.

No es que seas un fracasado
si no que de repente te has bajado.

Grandes motivos tendrás,
no lo vamos a discutir.
Pero tú sí que sabrás
que esto me hace sufrir.

A qué parte del mundo quieres ir,
no ves que ya no puedes servir.

Me dices que me conforme.
Hay que ver las cosas que me dices tan enormes.

Cómo me puedo conformar,
si esto es mucho peor que la marcha atrás.

Cuando quiero subir a la montaña,
al llegar a la ladera,
ya estoy como una simple caña,
pues se me acaba la madera.

Me dices que eso es la naturaleza,
pues a mí me duele la cabeza.

Si este bisturí atrevido
no estuviera tan inerte
y pudiera verse tan erguido
podría decir muy contento he tenido mucha suerte.

Pero las cosas son como son,
y aunque yo me toque el tambor,
no queda ya ningún son
ni tampoco ningún sabor.

Que me tengo que conformar ya lo veo
pero tú has de comprender que yo no lo deseo.

Esta ha sido la gran historia
de un capullo que floreció,
que ha perdido su memoria
y jamás la recuperó.

Categories: ollas, poetry Tags: