Archive

Archive for the ‘neal stephenson’ Category

Neal Stephenson Description

January 25th, 2012 No comments

Probably one of the best descriptions on Neal Stephenson’s work I’ve ever read (extracted from the NYTimes):

Let us say that novelists are like unannounced visitors. While Norman Mailer and Saul Bellow pound manfully on the door, Jonathan Franzen and Zadie Smith knock politely, little preparing you for the emotional ferociousness with which they plan on making themselves at home. Neal Stephenson, on the other hand, shows up smelling vaguely of weed, with a bunch of suitcases. Maybe he can crash for a couple of days? Two weeks later he is still there. And you cannot get rid of him. Not because he is unpleasant but because he is so interesting. Then one morning you wake up and find him gone. You are relieved, a little, but you also miss him. And you wish he’d left behind whatever it was he was smoking, because anything that allows a human being to write six 1,000-page novels in 12 years is worth the health and imprisonment risk.

Categories: neal stephenson Tags:

Anathem

October 1st, 2010 No comments

anathem

Neal Stephenson es un autor de peajes. Su último libro, Anathem, se compone de otras mil páginas de las cuales casi la mitad son una semi barrera intelectual para poder entrever lo que Stephenson tiene entre manos. Unas quinientas páginas de peaje.

Y una vez pagado, todo se conecta. Todo empieza a tener sentido. Un nuevo mundo se abre y empiezas a conocer tu propio mundo un poco más. Stephenson nos enseña las bases de la filosofía, de las religiones, y del comportamiento humano. Nos descubre un nuevo universo, con otro planeta y otras creencias, todo muy parecido a nuestro mundo.

Una vez más, después de leer a mi autor favorito, he vuelto a aprender muchísimo. Este libro es inmenso, ambicioso a más no poder, y abarca un sin fin de teorías sobre nuestra existencia que nunca antes me había planteado. Desde que lo terminé todo a mi alrededor se ha vuelto mucho más cuestionable.

No puedo comparar el Criptonomicón -la obra más famosa de este autor- con Anathem. Ni el Ciclo Barroco. Son demasiado distintos. Y demasiado buenos todos. El señor Stephenson es grandioso. Leedlo y lo comentamos, que este libro te deja una sed de conocimiento que pocas veces he experimentado.

Como ya sabéis, odio que me expliquen algo de algún libro/película que quiero leer/ver, pero decir que, por ser un Stephenson, el final de Anathem es extremadamente bueno. Tal vez el mejor de todos sus libros. Supongo que ha escuchado las quejas de sus lectores. Bien.

¿Para cuando el siguiente, Neal?

Categories: books, neal stephenson Tags:

Anathem: Vuelve Neal Stephenson

April 3rd, 2008 2 comments

Finalmente, Neal Stephenson va a sacar su nueva novela en Septiembre de este año 2008. Se llamará Anathem, y traduzco de éste artículo del Times de qué irá:

Desde pequeño, Raz ha vivido detrás de los muros de un monasterio de 3.400 años de edad, un santuario para científicos, filósofos, y matemáticos aislados del iletrado, irracional e impredecible mundo “secular” que está plagado de recurrientes ciclos de explosiones, guerras mundiales y cambios climáticos. Hasta el día en que un poder superior, inducido por el miedo, decide que sólo éstos estudiosos enclaustrados tienen las habilidades necesarias para prevenir una inminente catástrofe. Y, uno por uno, Raz y sus cohortes son convocados sin nungún tipo de aviso a lo Desconocido.

Madre mía. Stephenson se nos va al futuro otra vez. Esto puede ser demasiado bueno.

Ya se puede reservar en Amazon.

Categories: books, neal stephenson Tags:

La Era Del Diamante

May 11th, 2007 2 comments

Vuelvo con un Stephenson. Este libro me lo leí hace unos cinco años, después de que el gran Neal me cautivase con su obra maestra, el Criptonomicón. Y la verdad es que por entonces, cuando me leí La Era del Diamante: Manual Ilustrado para Jovencitas, la obra anterior a el Criptonomicón, no lo acabé de entender bien del todo. Recordaba escenas geniales, sobre todo la del Castillo de Turing, ya que por entonces ya había empezado a estudiar cosas parecidas en la carrera. Pero el concepto es el concepto. Y no lo entendí.

Ahora, después de estar 6 años metido en la facultad de informática, mi nivel de frikismo ha subido a niveles desagradables dentro de la sociedad actual y a niveles bajos en estándares informáticos. Aún así, creo haber entendido el concepto del libro con esta segunda lectura, 5 años más tarde.

Y qué bueno es el cabrón. Vaya futuro nos presenta. Un futuro nanotecnológico, en medio de Shangai, con pequeños robots aerostatos volando por el aire del tamaño de ácaros, que se meten en nuestros organismos. Con cónclaves divididos por nuevas y antiguas religiones. Cada cónclave con su propio sistema inmunológico para evitar ciertos aerostatos de seguridad. Con impresionantes edificios creados a partir de la nanotecnología. Con Compiladors de Materia que crean objetos a partir de un conjunto deseado de átomos. Con ingenieros, suciedad, armas, jueces corruptos, doctores villanos y niñas huérfanas que crean una realidad paralela, verde y maravillosa gracias a un manual inteligente que les enseña a pasearse por la vida.

¿Lo mejor? Las historias que el Manual le explica a Nell, la protagonista de la historia. El contraste entre el Shangai gris y a punto de entrar en una nueva crisis y los paisajes fantásticos que el Manual crea. La idea de la nanotecnología, que podría crear la sociedad imaginada por Neal Stephenson. Y de cómo podría ser que ésta generase una red de conocimiento casi indestructible.

¿Lo peor? El final. Pero eso ya no me sorprende. Si el final fuera bueno, entonces no sería un Neal Stephenson.

Recomendable sólo a mentes demasiado frikis, enfermas y con tiempo libre. O a gente que coja la RENFE cada día.

Categories: books, neal stephenson Tags:

El Ciclo Barroco

March 12th, 2007 2 comments

Qué puedo decir de esta enorme obra? Qué puedo decir de una obra cuyo contenido me ha influenciado tanto que hasta el nombre de éste blog se ha visto corrompido por ella? Cómo puedo describir estos tres libros sin estar sujeto a la enorme cantidad de sentimientos que me han transmitido? Cómo puedo describir 3000 páginas (1000 páginas por volumen) en una simple entrada de blog? Enoch, Newton, Leibniz: como siempre, guiad mis pasos por favor.

Creo que esta es la obra más ambiciosa que he leído en toda mi vida. Y, evidentemente, la más ambiciosa obra escrita por Neal Stephenson, así como la más extensa. El autor ha pretendido describir el cambio que se produjo en los siglos XVII y XVIII para pasar de un mundo alquímico a otro totalmente distinto con un nuevo sistema científico y empírico, todavía vigente en la época actual. Con estas 3000 páginas, Stephenson ha respondido a la pregunta de “¿Cómo puede ser que vea el mundo de la forma en que lo estoy viendo hoy en día?”

Aparte de eso, el Ciclo Barroco también ha atado algunos cabos sueltos del “Criptonomicón”, aunque ha dejado otros tantos por atar. El “Criptonomicón”, aparte de ser una mis novelas preferidas, es la secuela del Ciclo Barroco, aunque fue escrita unos años antes. No es necesario haberse leído el “Critpnomicón” para entender este Ciclo Barroco, pero seguramente sea necesario para comprender el estilo del autor, y para aceptar que, aunque se lean 500 páginas, tal vez en realidad no haya pasado gran cosa excepto la creación de un puzzle enorme dentro de la cabeza del lector que, una vez resuelto (500 páginas más adelante), la satisfacción y la admiración están garantizadas.

Azogue es el primero de los tres volúmenes. Es la “introducción” a los personajes principales. Es el más difícil de leer, puesto que sitúa al lector en la situación histórica correcta, describiendo qué está pasando en el mundo en aquella época barroca, con su infinidad de nombres de reyes, ducados, condes, lugares, castillos, guerras, etc. Al no tener conocimientos de esa época, me costó entrar y comprender el porqué de varias cosas, y debo decir que Wikipedia me ayudó por el camino. Es un volumen denso, con relativamente poca acción, con infinidad de personajes (mencionar que incluso hay un dramatis personae al final del tomo, para que el lector no se pierda más de lo debido), y es más una situación de los personajes y de la história de cada uno que no una novela con claros sucesos, aunque haberlos haylos. Buenísimos los experimentos de Robert Hooke, uno de mis personajes favoritos de Azogue.

No es un libro que recomendaría a todo el mundo, por el sacrificio que pide por parte del lector. Pero creo que este sacrificio es necesario. Creo que hay autores que crean sus propias barreras al principio de sus libros y creen que si hay algún lector que no las supera, entonces, seguramente, este lector no esté todavía preparado para un libro así, y el autor no tendrá que escuchar el comentario de un lector que no estaba preparado para su libro. Es justo.

La Confusión es el segundo volumen de éste enorme Ciclo Barroco, y, aunque encuentro el título realmente acertado, este volumen no es ni mucho menos tan confuso como el anterior. Este es, desde mi más humilde opinión, el mejor de los tres volúmenes. No sólo por las mil y una aventuras que se relatan, sino también por la manera de escribirlas: confundidamente.

En este volumen se relatan dos historias que suceden al mismo tiempo: La de Eliza y la de Jack Shaftoe. Cada una pertenece a un libro distinto, pero el autor decidió con-fundirlas y mezclar así los dos libros. Creo que es una genial idea, y, aunque pueda parecer confusa, es todo lo contrario, puesto que las dos historias estan, en el fondo muy pero que muy relacionadas.

Impresionantes las aventuras de Jack Shaftoe por todo el mundo en su barco pirata. Así como las increíbles hazañas de Eliza por la corte del rey sol. Lo único malo de éste volumen es que para entenderlo tienes que pagar el peaje de Azogue. Aunque tal vez, lo que haga que sea tan y tan bueno, sea el haber pagado ese pequeño impuesto. La Confusión es sencillamente genial.

Finalmente, el tercer y último volumen es El Sistema del Mundo. Nombre con el que publicó uno de sus libros Sir Isaac Newton. Si el primer volumen era una situación histórica de los personajes y el segundo toda una serie de aventuras de estos alrededor de los años y del mundo, entonces este último se localiza solamente en Londres en un muy breve periodo de tiempo (poco más que un año, 1714).

Alucinante como juega el autor con nosotros cuando nos describe uno de los asaltos más pensados y cuidados de todos los tiempos, o cómo nos mantiene en tensión con El Píxide. No pienso dar detalles, simplemente se tiene que disfrutar y dejar que juegue con nosotros.

Y tampoco voy a decir nada del final de esta obra. Para aquellos que ya hayan leído a Stephenson, sólo diré que sigue con su tónica de finales sin final. Aunque a mi me ha gustado. Mucho mejor que el del Criptonomicón.

En conjunto, esta obra me ha enseñado mucho más sobre Todo que muchas de las asignaturas de mi carrera. Creo que los profesores de ciencias y tecnologías deberían recomendar la lectura de este libro a sus alumnos (Ludo ya lo hace en muchas de sus clases, y animo a todos los demás a seguir el magnífico ejemplo). Es un libro que te hace adorar la ciencia. Te hace comprender cuán importantes son los científicos y la tecnología. Y cómo una persona puede llegar a cambiar la manera de verlo todo.

Este ciclo ha sido, sin duda, una de las mejores obras que haya leído nunca. El esfuerzo merece la pena.